Dolencias tratadas

La columna está sembrada desde el atlas hasta la última coccígea a ambos lados, de un manojo de vías reflejas, que son responsables de innumerables patologías. Como consecuencia de esa ubicación, cuando una o varias vértebras se desplazan, comprimen o lesionan esas vías reflejas, queda determinada la aparición de dichas patologías. Cuando con praxis manual tibetana no agresiva reubicamos a las vértebras en su lugar, liberamos de esta manera a las vías reflejas de la lesión, obteniendo como resultado, la desaparición de la patología funcional y también en muchas oportunidades de la orgánica.

Por eso patologías como lumbalgias, ciatalgias, reumatismo, artrosis, omalgias, codos, manos caderas, columna cervical, dorsal y lumbar, acompañadas con jaquecas, mareos, parestesias, acúfenos, palpitaciones, taquicardia, dolor en el pecho y otros son trastornos fácilmente solucionables. Otras patologías relacionadas con el sistema nervioso autónomo son pasibles de ser tratadas como:

■ Infertilidad (poliquistosis ovárica, oligospermia)
■ Trastornos digestivos (hernia hiatal, diarreas, constipación, etc)
■ Trastornos urinarios (Incontinencias, prostatitis, vulvitis)
■ Trastornos cardíacos (taquicardias o bradicardias idiopáticas)
■ Trastornos respiratorios (bronquitis, asma, broncospasmo)
■ Trastornos endócrinos (hipertiroidismo, hipotiroidismo, nódulos benignos de mama)

Cabe destacar un tratamiento eficaz y efectivo en casos relacionados con Hallux valgus (juanetes, metatarso vencido, pie plano, dedos martillo)

Cervicalgia

Lumbalgia

dorsalgia

ciatalgia

pARESTESIA

CALAMBRES

INFERTILIDAD

ASMA

MIGRAÑA

incontinencia

contracturas

constipacion